emb_mexico
Jorge Valero recalca que medidas unilaterales buscan recolonizar países en desarrollo PDF Imprimir E-mail

WhatsApp-Image-2018-10-31-at-7.03.36-AM

Los Estados que integran el Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) y que tienen representación diplomática en Bulgaria realizaron un evento este martes, para conmemorar el 63 aniversario de la Conferencia de Bandung efectuada en 1955 y la primera cumbre celebrada en Belgrado que se llevó a cabo 1961.

La Misión Diplomática de Venezuela dirigida por la Embajadora Orietta Caponi y la de Azerbaiyán a cargo de la Embajadora Nargiz Gurbanova lideraron esta iniciativa, que congregó a altas autoridades gubernamentales de Bulgaria, miembros del cuerpo diplomático, y reputados académicos.

La Vicepresidenta de la República de Bulgaria, Iliana Iotova, pronunció las palabras inaugurales del foro. El evento fue copatrcinado por el Instituto de Relaciones Internacionales y Económicas (EIRI), y tuvo lugar en el Aula Magna de la Universidad de Sofía “St. Kliment Ohridski”. El rector de la Universidad de Sofía, Anastas Gerdjikov, también intervino en el evento.

El Embajador Jorge Valero, Representante Permanente de la República Bolivariana de Venezuela ante la Oficina de las Naciones Unidas y demás Organismos Internacionales con sede en Ginebra, llevó la voz de Venezuela en esa conferencia internacional titulada “El Movimiento de los Países no Alineados (MNOAL) en un mundo multipolar: su papel en mantener e impulsar la paz y la seguridad internacional”.

Allí, el diplomático aprovechó la ocasión para explicar que los principios de Bandung, como base programática del MNOAL, conservan plena vigencia, ya que las asimetrías entre los países en desarrollo y los países desarrollados, no han sido superadas. Por el contrario, en muchos ámbitos se han ampliado.

En ese sentido, el Embajador Jorge Valero denunció que “la riqueza planetaria ha crecido a niveles inimaginables y se concentra en pocos países. El 1% de la población mundial se apodera del 99% de ésta. La pobreza, la desigualdad y la inequidad azotan a los países en desarrollo”.

También manifestó que “los países en desarrollo sufren invasiones y conflictos armados, alimentados por los intereses geopolíticos de los grandes centros de poder y de conflictos heredados del colonialismo y del neocolonialismo”.

Durante su intervención, el Embajador hizo referencia a la “crisis económica y financiera del capitalismo de los últimos años que ha generado más pobreza, más desigualdad y más injusticia en el mundo. Crisis que fue provocada por los especuladores financieros, con la complicidad de los Gobiernos más poderosos del mundo y las instituciones de Bretton Woods”.

En ese contexto, y llevando la voz del Gobierno Bolivariano, expresó que “ante esta crisis, los países en desarrollo deben reforzar la Cooperación Sur–Sur y crear mecanismos alternativos y soberanos para superar las inequidades que provocan el capitalismos y el neocolonialismo”.

Vigencia del MNOAL

En su disertación el diplomático venezolano destacó la importancia que tienen los principios del MNOAL aprobados en la Cumbre de Bandung, Indonesia, los cuales inspiran el accionar de este movimiento. Recordó que para el momento de celebrarse la Primera Cumbre del MNOAL, “los países del mundo eran prisioneros de un modelo de organización impuesto por las grandes potencias occidentales. Desde entonces muchas cosas han cambiado. Se mantienen, sin embargo -e incluso se profundizan- las asimetrías entre los países en desarrollo y los países desarrollados”.

El Embajador Valero destacó la importancia de la Cumbre de Mandatarios y Jefes de Estado realizada en Margarita en septiembre de 2016, bajo el liderazgo del presidente Nicolás Maduro, donde se abrieron nuevos horizontes para el MNOAL. “En esta histórica Cumbre nuestro presidente planteó redimensionar el Movimiento para ponerlo a la altura de las grandes causas de la humanidad”.

El diplomático venezolano enfatizó que, contrariando los humanistas y pacifistas principios del MNOAL, las grandes potencias de occidente continúan empeñadas en imponer su hegemonía y dominación.

“La potencia imperial hegemónica hasta hoy ha impuesto unos modos y estilos de vida a las sociedades modernas, a partir del americanismo como pretendido pensamiento universal. Presentándolo como un proyecto civilizatorio. Y ha sido impuesto con tanta fuerza que resulta difícil encontrar algún ámbito del tejido social en el que no se muestre su presencia”, manifestó el Embajador bolivariano.

Destacó asimismo que “el Americanismo desconoce las realidades entre un continente y otro, entre unas naciones y otras, entre unos pueblos y otros. No toma en cuenta la diversidad cultural y las costumbres y tradiciones de los pueblos”.

El diplomático venezolano recordó al filósofo Herbert Marcuse quien analizó, en su obra El Hombre Unidimensional, cómo las sociedades industriales del llamado mundo occidental esconden sus rasgos totalitarios. Y cómo crean a los seres humanos falsas necesidades que lo convierten en un ente frenéticamente consumista. Deploró que “muchos países periféricos asumen como propios los estereotipos consumistas que les son impuestos a través de los medios masivos de comunicación”.

Al referirse a las nuevas realidades de hoy, el Embajador Jorge Valero expresó que “el llamado nuevo orden mundial no tiene nada de novedoso. Sigue teniendo como fuente de poder la supremacía económica y la fuerza militar”.

El diplomático venezolano denunció que el gobierno de Donald Trump y sus aliados al no poder imponer sus pretensiones hegemónicas han recurrido a nuevos mecanismos de presión y dominación, como son las medidas coercitivas unilaterales. Medidas con las cuales se amenaza la soberanía, la independencia, la libertad de comercio e inversión, y se le niega a los pueblos del Sur ejercer su derecho a decidir por su propia voluntad, sus sistemas políticos, económicos y sociales.

Explicó el Embajador Valero que estas medidas han recibido el rechazo mayoritario de las naciones del mundo, pues no se ajustan al derecho internacional, a la Carta de las Naciones Unidas, y quebrantan las normas y principios que rigen las relaciones pacíficas entre los Estados.

Gobierno estadounidense agrede al pueblo venezolano

El diplomático venezolano manifestó que la difícil situación que hoy vive Venezuela se debe, principalmente, a que el pueblo venezolano ha sido sometido a esas ilegales medidas coercitivas, que causan muerte, dolor y sufrimiento al pueblo venezolano.

Expresó que con esas medidas “se pretende doblegar la inquebrantable determinación del Gobierno Bolivariano, que preside Nicolás Maduro Moros, de continuar la senda trazada por Hugo Chávez Frías de construir una patria libre, soberana e independiente, al servicio de todos los venezolanos y venezolanas”.

Agenda 2030 contempla prioridades de los pueblos

El Embajador venezolano manifestó que la Agenda para el Desarrollo Sostenible, aprobada en septiembre del año 2015 por la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), es una propuesta para que los países avancen en la ruta para superar las multidimensionales falencias que hoy existen.

Explicó Valero que “la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible le otorga a la igualdad y a la dignidad de los seres humanos una importancia fundamental. Plantea la necesidad de construir un nuevo modelo de desarrollo en el cual el respeto al medio ambiente sea una prioridad”.

“Los pueblos del Sur deben construir espacios para la vida en donde la relación hombre-naturaleza sea un proceso simbiótico; donde el hombre sea parte de la naturaleza. Solo así podemos impedir la destrucción del ambiente, del hábitat natural en el cual convivimos”, sentenció el vocero venezolano.

El Embajador Jorge Valero subrayó que “los pueblos deben encontrar sus propios y originales caminos para superar la pobreza y la desigualdad. Necesario es diseñar una economía para la vida, en donde el trabajo antes que ser una rémora sea una actividad gratificante”, agregó.

También denunció el Embajador Jorge Valero las políticas neoliberales que han provocado y acentuado un desastre social y ambiental de inimaginables consecuencias. Políticas que se implementan, tanto en países del Sur como en países desarrollados, que habían alcanzado ciertos niveles de bienestar, con políticas de justicia social que éstos últimos habían adoptado después de la Segunda Guerra Mundial.

“La globalización, con sus corolarios: la especulación financiera, el libre mercado y la desregulación financiera, no son –como pretenden los neoliberales– las fórmulas para lograr el desarrollo. Por el contrario, se han convertido en los verdaderos obstáculos para alcanzarlo”, expresó el representante de Venezuela.

El diplomático venezolano concluyó su intervención recordando la afamada obra El Satiricón, escrita en los primeros años del Siglo I de nuestra era, en la que Petronio se preguntaba: “¿Qué pueden hacer las leyes allí donde la pobreza jamás conseguirá triunfar por ser el dinero el que domina?”.

WhatsApp-Image-2018-10-31-at-7.03.37-AM

 

Otras Noticias