emb_mexico
Telesur, lúcida alternativa a la infochatarra de CNN PDF Imprimir E-mail

angel-cabrera-lajornada-6Por Ángel Guerra Cabrera

Telesur nació en julio de 2005, hace 10 años, por iniciativa de Hugo Chávez; fue expresión de los vientos de independencia, unidad e integración que volvían a soplar al sur del río Bravo. También una necesidad de la nueva época en nuestra América con el auge de las luchas sociales, el surgimiento de gobiernos antineoliberales y la tradición histórica de siglos en que se arraigaban.

Llamada a convertirse en la comunicadora de esas realidades en nuestra región y en el mundo, y a combatir el discurso de la globalización neoliberal difundido por un puñado de consorcios a escala planetaria y sus clones regionales (Televisa entre ellos), instrumentos del capital financiero y del pensamiento único de cuño eminentemente estadunidense que intentan imponer.

Actualmente plataforma multimedios, Telesur la integran los gobiernos de Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua, Uruguay y Venezuela. Su lema desde un inicio fue "nuestro norte es el Sur", voz de las luchas, la cultura y la historia latino-caribeña y de todos los pueblos de la Tierra, aunque particularmente los del tercer mundo.

Con más voluntad y decisión política que recursos materiales y técnicos, una pequeña plantilla de personal motivado, creativo y entregado, y una lúcida dirección general, en manos de Patricia Villegas a partir de 2011, la emisora ha cumplido cada vez con más eficacia con aquel lema inicial.

Telesur ha reunido en torno suyo como colaboradores a una parte importante de la intelectualidad más valiosa y comprometida de nuestra región y de otras latitudes, aunque goza del prestigio y existen las potencialidades para que amplie este caudal.

Si me preguntaran un primer momento en que brilló como un sol la emisora, apuntaría a la cobertura informativa sobre el golpe de Estado en Honduras contra el presidente Manuel Zelaya(2009) y la resistencia popular contra este, que impidió a los medios hegemónicos –como ha sido costumbre– imponer su narrativa sobre este acontecimiento tan relevante. De otros hechos, como el posterior golpe parlamentario en Paraguay contra el presidente Lugo y las viejas y nuevas intentonas golpistas contra Evo Morales y Rafael Correa, las graves acciones desestabilizadoras contra los gobiernos de Argentina y Brasil, así como el proceso de paz en Colombia, su audiencia también ha recibido y recibe una mirada diferente, que por primera vez fuerza a medios como CNN en español, a ofrecer una información menos sesgada. En los pasados dos años destaca la puntual información en cuanto a la difícil y compleja lucha de Venezuela chavista y bolivariana contra la guerra económica y en todos los frentes.

Telesur ha mantenido una corriente informativa, ha permitido apreciar el liderazgo firme y de altura de Raúl Castro en una nueva etapa de la revolución cubana, estar informados sobre la penetrante mirada de Fidel al mundo contemporáneo y de otros costados de la realidad cubana silenciados o distorsionados por la mafia mediática.

El nacimiento y ulterior trayectoria del ALBA, Unsasur, Celac y Petrocaribe, las llamadas cumbres de las Américas, el trabajo sobre las intervenciones imperialistas en Libia y Siria y los reportes del movimiento Ocupy Wall Street, las masivas protestas contra los asesinatos policiales de negros en Estados Unidos, la intervención imperialista en Ucrania y la digna lucha del pueblo griego contra la dictadura financiera de los bancos alemanes, tras la cara de la señora Merkel no habrían llegado a las audiencias o lo habrían hecho de forma distorsionada de no ser por la cobertura de Telesur. Lo mismo puede decirse de la política exterior de China y Rusia y la ejecutoria de sus líderes Xi Jinping y Vladimir Putin, como de los BRICS en general, todo ello en concordancia con el acelerado tránsito de la unipolaridad al actual mundo multipolar.

Son memorables el programa De zurda, magistralmente conducido por Víctor Hugo Morales y la insustituible participación de Diego Armando Maradona, los programas producidos en Argentina sobre la cultura latinoamericana y la línea de documentales. Entre ellos los de Oliver Stone y Roberto Chile sobre Hugo Chávez.

Tienen un alto nivel de realización y sustancia los documentales de Paco Ignacio Taibo sobre luchadores sociales y revolucionarios latino-caribeños. Telesur ha creado un acervo fílmico de gran valor para la audiencia, también indispensable en la docencia universitaria. Diez años fecundos, anuncio de muchos más por venir.

Fuente: La Jornada.

 

Otras Noticias